En el campo del motociclismo rendiremos homenaje a un mito del deporte de las dos ruedas. Ramón Torras (Barcelona, 1943-Coma-ruga/Vendrell, 1965), un piloto llamado a cumplir grandes gestas deportivas, vio truncada su línea ascendente hacia el campeonato del mundo por su muy prematura muerte en una prueba menor.

Torras fue el precursor de los grandes campeones que ha dado hasta el día de hoy el motociclismo. En AutoRetro le rendiremos homenaje con un acto y una exposición en la que mostraremos sus trofeos, objetos personales e imágenes de su trayectoria.

Su atracción por las motos comenzó de muy joven, cuando empezó a trabajar como aprendiz en un taller de Sabadell, su ciudad natal. Su habilidad mecánica se combinó con una gran pericia sobre ellas.

No tardó en iniciarse en la competición, preparando él mismo un ciclomotor Ducson de 50 cc… ¡para pruebas de Motocross! A sus 17 años -1960- ganó una carrera por delante de motos específicas de campo y del equipo oficial Derbi.

Tras este éxito se ganó el patrocinio del antiguo piloto Juan Sobrepera: Ramón comenzó a recorrer toda Cataluña participando en todas las especialidades posibles con motos preparadas en el concesionario de Bultaco de Sabadell, del que su mentor era propietario. Y le devolvió el favor ganando una vez tras otra.

Al año siguiente, con sólo 18 años, ya entró en los planes deportivos de Bultaco, tras magníficas actuaciones a los mandos de una Bultaco Tralla 125 de circuito en el campeonato catalán. Dos Paco Bultó le ofreció motos oficiales de 125 y 250  para el Campeonato de España de 1962, ganando su primera carrera en el circuito del Retiro (Madrid) por delante de su compañero de equipo.

Este, el británico John Grace, se lo llevó a Inglaterra y ganó en Snetterton a los pilotos locales. Fue el espaldarazo definitivo para que Bultaco le cediera la nueva 250 Tss para hacer una temporada de carreras por Europa. Fue un año de impresionantes victorias, pero también de un grave accidente en  el circuito Bugatti de Le Mans, del que tardó casi medio año en recuperarse.

Este accidente no mermó ni su valentía ni su arrojo. En su retorno oficial en 1964 afrontó el Campeonato Italiano, con rivales como Giacomo Agostini, terminando tercero, junto a los campeonatos  españoles de velocidad de 125 y 250 cc, que ganó con autoridad.

1965 sería su primer año en el Campeonato del Mundo de Motociclismo, alineado en el equipo oficial Bultaco. Ramón Torras destacó desde el comienzo, siendo tanteado por varias marcas mientras se codeaba en el podio con los mejores pilotos del momento.

Pero quiso el destino que Ramón perdiese la vida en una carrera menor, en un peligroso circuito urbano en Tarragona, a la que había sido invitado en un fin de semana libre. Un 30 de junio de 1965 se malograba así la carrera deportiva del que podría haberse convertido en un gran Campeón del Mundo de Motociclismo español.

 

© Imágenes cedidas

 

Pin It on Pinterest

Shares